¿Sabes cómo reaccionas ante los conflictos?

¿Sabes cómo reaccionas ante los conflictos?

“Situaciones de conflicto” se definen como situaciones en las cuales las preocupaciones e intereses de dos personas parecen ser incompatibles.

 

Como cada uno tenemos una personalidad y unos aprendizajes y ante la misma situación conflictiva reaccionamos de forma distinta.

Veamos las diferentes formas de reaccionar o hacer frente al conflicto:

 

COMPETITIVIDAD

 

El comportamiento competitivo se da cuando perseguimos nuestros propios intereses a expensas de los de las otras personas. Esta es una modalidad orientada hacia el poder, en la cual usamos cualquier poder que nos parezca apropiado para ganar: la habilidad para discutir, el rango de uno, una multa, etc.

 

Competitividad puede significar luchar por nuestros derechos”, defender una posición que pensamos que es correcta, o simplemente, tratar de ganar siempre

Sería ejemplo el típico jefe abusón que manda sobre sus trabajadores “porque es el jefe”.

 

ACOMODACIÓN

Cuando lo más importante es mantener una buena relación con el otro nos “acomodamos” a sus intereses a costa de los nuestros.

 

 

Sería adecuado cuando la preservación de la armonía y buena relación es más importante que el problema en sí.

 

Hay que estar atentos para no descuidar nuestras necesidades e intereses.

 

Un ejemplo sería cuando a nuestra hermana no le viene bien quedar el lunes, que a nosotros nos vendría mejor, y cedemos con tal de vernos y preservar la relación.

 

 

EVITACIÓN

Nos produce tanta ansiedad, miedo, paralización, que preferimos evitar el conflicto. Preferimos abandonar antes de atender a nuestras necesidades.

A corto plazo nos da cierto alivio, pero a largo plazo, si es un tema importante, nos sentiremos culpables por no haber sido capaz de hacer frente a la situación e incluso puede aparecer la ira o rencor hacia la otra persona.

Un ejemplo sería imaginemos un propietario de un piso de alquiler agresivo en gestos y palabras donde en el caso de que haya que hacer una reparación pequeña, el inquilino decide hacerla el mismo y evita el enfrentamiento.

 

COLABORACIÓN

La colaboración implica que hacemos el intento de trabajar con otra persona para encontrar una solución que satisfaga completamente los intereses de las dos personas.

 

Un ejemplo sería una pareja que convive y decide distribuir las tareas de la casa de forma equitativa y en la que los dos estén de acuerdo.

 

COMPROMISO

 

El objetivo es encontrar algún acuerdo, una solución mutuamente aceptable. Se satisfacen parcialmente nuestros intereses ya que valoramos la relación con la otra persona y estamos dispuestos a llegar a un compromiso con ella a pesar de no satisfacer enteramente nuestro interés.

 

Como por ejemplo cuando un vecino pone la tele hasta tarde (las 3 de la madrugada) y al otro le molesta porque se oye mucho y se va a dormir a las 11. Llegan al compromiso que quitará la tele a las 12.30. Es una solución parcial.

 

Tenemos claro que la mejor forma de resolver un conflicto sería la COLABORACION, donde las dos partes ganan.

 

Ahora te toca a ti:

 

¿Te has parado a pensar como te comportas en los conflictos?

¿Quizás te generan tanta ansiedad que siempre los evitas?

¿Te paralizas y no actúas?

¿Te sientes demasiado débil para defender tus intereses y acabas cediendo?

Gemma Rentero

Mediadora familiar y de conflictos

 

No Comments

Post A Comment

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

Pin It on Pinterest

Share This