¿Eres Avestruz?

¿Eres Avestruz?

Das rodeos, te haces el/la despistado/a, no quieres coger el teléfono, o hacer una llamada.. a veces por miedo a no enfrentarnos con alguien..Las relaciones entre seres humanos conllevan, inevitablemente, cierto grado de tensión. Hay situaciones, por ejemplo, en las que la comunicación no es fácil porque sabemos que estamos decepcionando las expectativas de los demás.

Nuestros actos son los que en realidad nos definen, no lo que digamos, expliquemos, contemos o escribamos en redes sociales o entre amigos. Son nuestros actos los que dejan ver qué tipo de persona eres

Hay algunos rasgos o formas de conducta que nos pueden hacer ver si nuestro amigo@, compañero@ de trabajo, socio@, colaborador o incluso pareja está dentro de este grupo al que yo llamo “Avestruz”, pues como estos animales tienen a esconder la cabeza. Aquí te nombro algunos de ellos.

Ego

Este tipo de personas son incapaces de ejercer la autocrítica. Los responsables de sus problemas siempre son los demás, nunca ellos, y no dudan en culparlos

Tienen Exceso de confianza

Son muy agradables y siempre parecen dispuestos a escucharte. Te reciben con buena cara y normalmente con una sonrisa. Nunca parece que les moleste que les interrumpas en su labor. Se creen mejores que el resto.

Se toman las cosas demasiado a pecho

Este tipo de personas se toman todo demasiado a pecho, como algo personal, incluso aquellas situaciones que no pueden cambiar. Y puesto que tienen la autoestima baja, es decir, que se valoran negativamente, todo les afecta.

Se preocupan en exceso por lo que los demás piensen de ellos

Este tipo de personas se preocupan en exceso por lo que los demás piensen de ellos. Como su felicidad depende de factores externos, son personas que están siempre preocupadas y no tienen la paz interior necesaria para ser felices. Uno debe trabajar en su propio autoconocimiento, en encontrar sus propios deseos y sentirse bien consigo mismo para no sufrir por la valoración de los demás.

No controlan su vida

Y como no han logrado la paz interior ni tienen una personalidad fuerte, no controlan su vida. Cuando dependes de factores externos más que internos para ser feliz, no sabes lo que quieres, ni te conoces, ni luchas por tus sueños. Todo lo contrario, te dejas influenciar por lo que los demás piensen.

 No perdonan y guardan rencor

Suelen ser personas que no olvidan el pasado, en gran parte porque no perdonan y siempre tienen un gran rencor. Esto no les permite vivir en el presente, conectados consigo mismos. El perdón y la aceptación son actitudes sanadoras que permiten cerrar heridas del pasado.

 Culpan a los demás en vez de hacer autocrítica

Cuando uno no perdona ni acepta, generalmente es porque le cuesta afrontar la realidad. Este tipo de individuos no hacen autocrítica y, por tanto, prefieren culpar a los demás por sus fracasos.

Suelen ser intrusivos

Esto es que, normalmente ocupan un puesto para el que no se prepararon de antemano. Por ejemplo, alguien que estudió Marketing y acaba trabajando de redactor en un periódico; o, algo mucho más común, suelen ser jefes o encargados cuando claramente no están preparados para ello.

 Exagera el dramatismo

Exageran el dramatismo de cualquier situación, haciendo una montaña de un grano de arena y no aceptan cualquier crítica que pueda surgir de su modo de trabajar o de su vida privada.

Remedios gomis

Love Coach

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Share This