conflictos

Gestionar los conflictos de forma útil no es una herramienta que se aprende en un curso intensivo y ya está. Necesitamos práctica, práctica y más práctica.
  1. Practicar la aceptación.
Si te encuentras en medio de un conflicto, trata de recordar que la otra persona está entrando en la situación con un trasfondo y un conjunto de experiencias totalmente diferentes a los suyos. Como no has estado en el lugar de esta persona puede ser útil intentar ponerse en su lugar y tratar de ver la situación desde su punto de vista. También puede sernos útil el comprender que cada uno tenemos diferentes perspectivas, visiones, experiencias y creencias sobre las mismas cosas.
Toda pareja, entendiendo pareja como relación íntima y duradera, pasa por etapas. Algunas muy buenas y otras no tan buenas, difíciles, conflictivas. La clave de la pareja feliz y duradera no es la ausencia de conflictos sino la capacidad de trascenderlos, de aprender a superarlos juntos y salir fortalecidos de ellos.

Pin It on Pinterest